C.E.

C.E.
....

viernes, 23 de agosto de 2013

EL PROYECTO DE VIDA

DESFILAN EN ESTA SOCIEDAD ACTUAL ESCENAS DONDE VEMOS SERES HUMANOS DESORIENTADOS, QUE NO SABEN ADÓNDE VAN, QUÉ ESPERAN DE LA VIDA, SIN OBJETIVOS CLAROS, TAL VEZ COMO UNA EVIDENCIA CLARA DE LA CRISIS A ESCALA MUNDIAL QUE HOY PADECEMOS.

Vidas ajetreadas, sin metas demasiado elevadas, seres humanos que corren tras esos aires que soplan hoy hacia un lado, mañana hacia otro, impulsados y masificados muchas veces, por el poder avasallador de los medios que erigen como postulados, el culto a lo material, la frivolidad y la falta de compromiso.

En medio de tantas incertidumbres, de tantas influencias negativas del medio social, es posible y necesario, construir un Norte que dé sentido a la existencia y que nos permita mantener el rumbo, saber de sus orillas, de sus peligros y de sus numerosas maneras de crecer y aprender.

POR ELLO ES IMPORTANTE PROPONERSE UN PROYECTO DE VIDA QUE CONTEMPLE LA AMPLIA GAMA DE ASPECTOS QUE FORMAN Y MODELAN LA PERSONALIDAD HUMANA.

Esto nos permitirá no andar por la vida a la deriva, dependiendo solamente de los estímulos exteriores, sino actuar con más inteligencia y prevención: planificar, organizar, diseñar lo que se anhela y desea para bien propio y de los seres que amamos. Es decir: saber lo que uno quiere hacer con su vida y arbitrar los medios y herramientas necesarias para poder lograrlo, teniendo siempre presente que las metas deben ser accesibles, concretas y a corto plazo.

DE ESTA MANERA SE PODRÁ EVALUAR MEJOR LO REALIZADO, HACER LOS AJUSTES NECESARIOS Y ESTIMULARNOS CON LOS PEQUEÑOS LOGROS ALCANZADOS. PORQUE DE ESO SE TRATA LA VIDA: DE UNIR ACIERTOS Y DESACIERTOS, ERRORES Y ÉXITOS E IR ENRIQUECIENDO ASÍ, LA INFINITA CADENA DE APRENDIZAJES QUE SUPONEN CADA EXISTENCIA.

Cada vida que vivimos representa una maravillosa oportunidad de crecimiento, de continuar la tarea que implica el crecimiento espiritual, de hacer de otra manera y con otros medios, aquellas metas que no cumplimos, porque no supimos o no pudimos.

La esencia del ser humano se pone a prueba de esta manera en cada posibilidad que encierra cada vida, de mejorar, de seguir creciendo, de reparar errores, sin premios ni castigos, solamente a través de nuevas posibilidades.

POR ESO CADA EXISTENCIA DEBE SER VALORADA, APRECIADA Y APROVECHADA, EMPLEANDO EL TIEMPO, EL ESFUERZO Y LAS CAPACIDADES EN PROVECHO DE UN PROYECTO DE VIDA QUE CONTEMPLE NO SÓLO LO MATERIAL, SINO QUE VISLUMBRE LO EMOCIONAL Y LO ESPIRITUAL.

Cada ser humano puede, si se predispone en serenidad para ello, intuir cuáles son sus compromisos espirituales para consigo mismo y para con su familia, porque es una responsabilidad moral de la persona con conciencia de evolución, conocerse íntimamente y buscar la forma adecuada para poder lograr esos objetivos.

PODER DISEÑAR UN PROYECTO DE VIDA QUE SE APOYE EN PRINCIPIOS MORALES FUERTEMENTE ARRAIGADOS, DEBERÍA CONSTITUIRSE EN UNA TAREA PRONTA, ÍNTIMA, SERENA Y SUSTENTADA EN UNA FILOSOFÍA DE VIDA.

 Al respecto E. ROJAS expresa que es necesario:

"TENER UNA FILOSOFÍA DE VIDA, PORQUE ESTA NECESITA UNA INTERPRETACIÓN QUE RESPONDA A LAS GRANDES PREGUNTAS QUE PLANTEA LA EXISTENCIA. AQUÍ SE ARTICULAN IDEAS, CREENCIAS Y ACTITUDES POSITIVAS QUE SE MUEVEN EN UN AMPLIO MARGEN, PERO QUE DEBEN CONTENER UN HUMANISMO COHERENTE, UNOS IDEALES DIGNOS, APOYADOS EN UNA AXIOLOGÍA FIRME Y UNA MORAL FORMADA. LA MEJOR FILOSOFÍA DE VIDA ES AQUELLA QUE ES CAPAZ DE COMPROMETERSE EN BIEN DE LOS DEMÁS, EN FORMA DE COLABORACIÓN, SERVICIO, AYUDA Y COMPAÑERISMO. QUIEN ESTÁ HUÉRFANO DE HUMANIDAD, A LA LARGA NO PUEDE SOBREVIVIR".

No hay comentarios:

Publicar un comentario