C.E.

C.E.
....

miércoles, 10 de julio de 2013

EL PODER DE LA ELECCIÓN

Todos nacemos con los dones y talentos que necesitamos para nuestro caminar en ese mundo de experiencias y aprendizajes que llamamos “VIDA”. Pero es evidente la dificultad para encajar los cambios que la vida va trayendo y vamos pasando de la comodidad del afecto materno al trabajo y esfuerzo que la vida requiere y somos conscientes de que son otros quienes tienen que valorarnos y exigirnos.

Aunque en realidad siempre somos nosotros mismos los últimos en hacer esa valoración, las valoraciones de los demás son nuestra referencia, para poder situarnos en nuestra escala de valores.

Hemos aprendido lentamente, unas veces, y muy rápido otras, en un proceso que como no tiene caídas y tropezones de los que no se nos ha olvidado su sabor. La dulce inocencia con la que comenzamos nuestros primeros pasos se va perdiendo en el camino mientras levantamos los pies del alma, pero sobre todo cuando colgamos nuestras emociones en el corazón de los demás. 

Siempre tenemos la posibilidad de elección. La ultima elección siempre es nuestra, por eso es tan importante el poder de la elección, ya que hacer una buena elección, nos llevara a conseguir las metas que nos hemos propuestos.

DICEN LOS SABIOS DE TODOS LOS TIEMPOS QUE LA MEJOR ELECCIÓN ES AQUELLA QUE HACEMOS CON EL CORAZÓN, PERO HABIENDOLA PASADO ANTES POR EL FILTRO DE LA RAZÓN.

Esa lección también se va gravando en nuestro modelo de comportamiento. Poco a poco y con el tiempo, nos damos cuenta que no podemos dejar de sentir los afectos que nos invaden al encontrarnos con otros seres humanos e interactuar con ellos, pero sí aprender a colocar en el lugar adecuado las emociones que nos provocan.

Esto es muy importante, el saber colocar cada emoción y a cada ser humano que esta en nuestra vida en el lugar adecuado, ya que eso nos dara una tranquilidad emocional.

Debemos ser conscientes que los condicionamientos que parecen limitarnos pueden ser transformados por la voluntad, por la confianza en nosotros mismos y por el conocimiento de lo que somos desde siempre y en lo que podemos ser a cada instante.

Si no pudiésemos ejercer nuestra capacidad de elección, la vida no tendría sentido. Perdería su frescura. Es la posibilidad de equivocarnos lo que nos va a permitir saborear las mieles de nuestros logros cuando los alcancemos. Es, precisamente, la sensación de dudar entre varios caminos y posibilidades lo que somete al corazón a un ejercicio emocional que lo mantendrá siempre joven.

EL PODER DE LA ELECCIÓN ES EL MÉTODO QUE TENEMOS PARA COMPROBAR EL CONOCIMIENTO QUE HEMOS INTEGRADO Y EL QUE NOS FALTA POR INTEGRAR.

Las seguridades excesivas siempre están ligadas al cansancio. 

Uno no quiere riesgos cuando no quiere ganar nada, ni tampoco perderlo. Con el tiempo, nos vamos dando cuenta de que lo peor es caer en un estado plano en el que todo de igual, nada importe en exceso y la vida adquiera un tono indefinido en el que si no se ve mucho, tampoco está oscuro del todo. 

Estar estático en la vida es lo que menos nos va ayudar, cuando lo que está en juego es el envejecimiento del alma. Porque en definitiva, lo importante no es lo que nos prometemos a nosotros mismos y a los demás, lo verdaderamente importante es lo que somos capaces de cumplir. Eso es lo que nos hace felices y estar en armonia en nuestro interior con la tranquilidad de el deber cumplido.

Nos guste o no, estamos a lo largo de nuestra vida tomando decisiones o lo que es lo mismo, haciendo elecciones constantes, por eso lo más conveniente para que todo se encamine hacia donde queremos es conocernos cada día mejor ya que en el auto-conocimiento esta la clave de que la gran mayoria de nuestras elecciones sean las correctas. 

Recuerda que todo esta en nosotros, a mayor conocimiento de nosotros mismos, mayor capacidad de respuesta ante nuestras elecciones. 

** EL AMOR ES EL ÚNICO CAMINO LA HUMILDAD ES EL CALZADO PARA ANDARLO LA CONFIANZA EN NOSOTROS MISMOS ES LA VISTA PARA VERLO LA CARIDAD ES LA LUZ DEL DÍA EL DESEO DE APRENDER LAS LUCES DE LA NOCHE**

No hay comentarios:

Publicar un comentario