C.E.

C.E.
....

lunes, 22 de abril de 2013

"LA RELIGIÓN CÓSMICA: EL MENSAJE OLVIDADO DE EINSTEIN"

Pocas personas saben que el mayor científico de todos los tiempos, Einstein, era profundamente espiritual. Fue él que creó la expresión “Religión Cósmica”, a la cual le atribuyó “el grado más elevado de religión” así como el hecho de que “ninguna Iglesia la enseña”
 
Se trata, por lo tanto, de un asunto de profunda importancia para las mentes abiertas, como la tuya. En este texto te ofrezco un análisis de esta temática a través de la Sabiduría Antigua, incluyendo dos leyes fundamentales que nos rigen, a las cuales no se les ha dado importancia: la Ley de Compensación y la Ley del Sacrificio.
 
El título de este texto: “LA RELIGIÓN CÓSMICA”, corresponde a esa expresión, acuñada por el mayor científico de todos los tiempos, Albert Einstein, en su libro “COMO VEO EL MUNDO”, escrito en Zurich en 1953.
 
Este concepto, nos intrigó durante mucho tiempo, visto que fue poco analizado después, nada en comparación al suceso obtenido por la Teoría de la Relatividad y sus otras contribuciones para la Física subatómica, que fueron muy importantes, porque cambiaron radicalmente la concepción del mundo y por las cuales fue reverenciado. Es verdad que los trabajos científicos de Einstein son de una genialidad no superada, Sin embargo, según nuestra forma de ver las cosas, si bien ellos permitieron avances científicos y tecnológicos increíbles, resta el hecho de que su idea acerca de la Religión Cósmica, nos parece ser aún más importante,
 
En efecto, si bien los conocimientos científicos y tecnológicos pueden ser útiles para el progreso material de la Humanidad, ellos son ambiguos, pues son apenas instrumentos. El problema está en su uso. Por ejemplo, un instrumento, digamos un cuchillo, puede ser muy útil para cortar la carne, pero también puede ser mal usado si es utilizado para matar una persona.
 
El hecho real es que el concepto de Religión Cósmica de Einstein, no fue profundizado, quedando mascarado por su brillante esplendor científico. Ahora es necesario rescatar toda la grandeza allí encerrada.
 
En este texto, estamos recuperando aquella expresión de Einstein y poco a poco, percibiremos que su importancia es mayor que la suma de todos los conocimientos científicos que el gran maestro enseñó.
 
efecto, la idea de Religión Cósmica nos da la clave para la creación de un mundo mejor, de una nueva sociedad, donde verdaderamente todos tengamos las mismas oportunidades.
 
SOBRE ESA RELIGIÓN CÓSMICA, EINSTEIN, NOS DICE:
 
* “Podemos alcanzar la religión en su grado más elevado, raramente accesible en su pureza total. Doy a esto, el nombre de RELIGIOSIDAD CÓSMICA y no puedo hablar de ella con facilidad, porque se trata de una noción muy nueva”  
 
* “Algunos ejemplos de ella aparecen en los Salmos de David o en algunos Profetas…En grado bien más elevado, el budismo organiza los datos del Cosmos, que los maravillosos textos de Schopenhauer nos enseñan a descifrar…Ella no tiene dogmas, ni Dios concebido a la imagen del Hombre”
 
* “Por lo tanto, ninguna Iglesia enseña la RELIGIÓN CÓSMICA… TAMBIÉN TENGO LA IMPRESIÓN DE QUE LOS HEREJES DE TODOS LOS TIEMPOS SE NUTRÍAN CON ESA FORMA SUPERIOR DE RELIGIÓN”.
 
* “YO AFIRMO CON TODO VIGOR QUE LA RELIGIÓN CÓSMICA ES EL MÁS PODEROSO Y MÁS GENEROSO OBJETIVO DE LA PESQUISA CIENTÍFICA”
 
* “EL ESPÍRITU CIENTÍFICO, FUERTEMENTE ARMADO CON SU MÉTODO, NO EXISTE SIN LA RELIGIÓN CÓSMICA. Ella se distingue de las creencias de las multitudes ingenuas que consideran Dios un Ser de quien esperan benignidad y del cual temen el castigo”
 
* LA RELIGIOSIDAD DEL SABIO consiste en extasiarse frente a la armonía de las Leyes de la Naturaleza, revelando una Inteligencia tan Superior, que todos los pensamientos humanos y todo su ingenio, no pueden desvendar delante de ella, a no ser su nada irrisorio”.
 
En momentos en que la sociedad humana se debate penosamente con el cambio climático, la contaminación ambiental, el terrorismo (especialmente económico), el consumismo exacerbado, las drogas, la injusticia y la explotación, las palabras de Einstein deben ser analizadas con mucha seriedad.
 
EL HECHO ES QUE PODEMOS HACER MARAVILLAS CON LA MATERIA FÍSICA, PERO ¿DONDE LA HUMANIDAD HABRÁ PERDIDO SU CORAZÓN?
 
Creemos realmente que la contribución de Einstein al ofrecernos el concepto de Religión Cósmica, merece una atención bien mayor a la que fue dada hasta ahora y especialmente, su profundización debe ser hecha hasta agotar todos los recursos disponibles.
 
Quizá los conceptos que Einstein nos enseña, tal vez sean chocantes para los religiosos más dogmáticos, inspiradoras para las personas de cabeza abierta y quien sabe no llevarán a repensar a muchos materialistas su visión sobre los misterios espirituales, sobre todo llevando en cuenta que la fuente de donde ellos emanan son del científico más reverenciado, Albert Einstein y no de tiendas religiosas,
 
Nuestra esperanza es que cada vez más y más personas comiencen a comprender que un impulso cósmico, está en marcha y que él será capaz, si lo encarnamos en nuestro corazón, de conducirnos a la Gran Utopía, o sea: la Nueva Sociedad que casi todos soñamos: más justa, más digna, más humana, más culta, más amorosa y…más feliz!
 
Einstein abrió el camino para la comprensión de la Religión Cósmica. Sin embargo, él se expresó en forma muy sintética sobre ella. Llegó el tiempo (sesenta años después), de expandir aquel concepto, abordando temas cruciales para las personas que no se conforman con respuestas estandarizadas acerca del significado y el sentido de la vida humana, por ejemplo : ¿quienes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿para donde vamos?
 
EINSTEIN NOS OFRECIÓ UNA LUZ, QUE FUE DESCONSIDERADA EN EL MEDIO CIENTÍFICO. YA ES LA HORA EN QUE AQUELLA BRASA DEBE RENACER Y SE TRANSFORME EN UN FUEGO QUE ILUMINE NUESTROS CORAZONES.

3 comentarios:

  1. Grande Einstein... Gracias!

    Un abrazo de luz.

    http://frasesdedios.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. El hombre busca en el Universo los mundos que tiene en su interior.

    ResponderEliminar