C.E.

C.E.
....

martes, 3 de julio de 2012

ENTENDER PORQUE ENFERMAMOS (BIODESCODIFICACIÓN O DESCODIFICACÓN BIOLÓGICA)

LAS ENFERMEDADES PODRÍAN SER EL REFLEJO CODIFICADO DE UN ESTRÉS PSÍQUICO

LA BIOLOGÍA TOTAL APORTA UNA NUEVA PERSPECTIVA DE LA ENFERMEDAD BASADA EN LOS SÍMBOLOS

Las enfermedades que desarrollan los organismos podrían ser el reflejo codificado de un estrés psíquico personal o heredado de los progenitores, propone una corriente terapéutica conocida como decodificación terapéutica o biología total. Ahondar en el origen simbólico de las enfermedades serviría para curarlas, plantea esta terapia, puesto que es en el cuerpo donde esos problemas salen a la luz. Por tanto, la enfermedad sería una vía de curación más profunda, aunque aparentemente pensemos de ella lo contrario.

Los trabajos de investigación de Rosalyn Franklin contribuyeron de manera decisiva al descubrimiento de la estructura del ADN, pero sólo muchos años después de su muerte Rosalyn empieza a recuperar el reconocimiento que le arrebató su jefe. Su vida en un mundo de hombres no fue ni mucho menos sencilla. Esta científica murió de cáncer de ovario sin saber que sus descubrimientos formarían parte de los Nobel.

¿Mala suerte? Emmy Noether se considera uno (hombres y mujeres juntos) de los más grandes matemáticos de todos los tiempos, pero por el simple hecho de ser mujer tuvo que superar todo tipo de zancadillas para acceder al puesto que en justicia le correspondía. Noether también murió de un cáncer de ovario. ¿Azar o quizá hay una razón para que estas dos mujeres que sufrieron por su condición de tales desarrollaran una enfermedad tan femenina? “Qué es el azar, sino una realidad desconocida”, escribe Annick de Souzenelle en su libro El simbolismo del cuerpo humano.

¿Podrían las enfermedades ser el reflejo codificado de un estrés psíquico? Muchos aseguran que sí. En algunos países europeos está bastante extendida una forma diferente de comprender la enfermedad. Unos le llaman decodificación biológica, otros biología total.

De forma general se podría denominar simbología de las enfermedades y encierra una idea que ya lanzó Carl G. Jung: “la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre” o dicho de otro modo “no curarás tu enfermedad, será ella la que te cure”.

SÍNTOMAS O ALFABETO DE SÍMBOLOS

¿Una enfermedad para curar? Sí, los males físicos para curar los dolores del alma. Olivier Soulier, un médico francés especialista en esta terapéutica asegura que “las enfermedades deben comprenderse como la interacción de dos fuerzas ancladas en lo más hondo de la existencia”. Se trata de la biología y el espíritu o si se prefiere, el cerebro y el corazón. Quizá resulte más familiar para la mayoría hablar de somatización, pero la simbología va un poco más lejos.

Los síntomas y los signos de la alteración son las palabras de un alfabeto de símbolos en las que se encierra su causa y también su tratamiento. Algo así como un jeroglífico tras el que se oculta la respuesta para la curación. Cada patología lleva un mensaje muy preciso al que la padece, un mensaje sobre su propia existencia como individuo y como parte de una familia.

Tal vez pueda resultar extraño para muchos, pero al observar con más detalle hasta nuestro propio lenguaje confirma la idea de la simbología. Cuando algo nos disgusta exclamamos “no lo trago” o “no puedo digerirlo”. Se habla de mala bilis o se dice “me repatea el hígado” para referirnos a estados de cólera. Pues bien, todas esas expresiones reflejan exactamente el simbolismo físico de las emociones.

Esta forma de terapéutica es absolutamente individualizada, pero hay algunas reglas más o menos generales. Los trastornos del tracto digestivo tienen mucho que ver con la aceptación de lo que viene del exterior. Los matices dependen absolutamente de la vivencia de cada persona. Pongamos un ejemplo simple. Una mala jugada puede vivirse como algo imposible de tragar o como un asunto difícil de digerir. En el primer caso, se manifestaría como una alteración de la garganta y en el segundo en forma de malestar digestivo, vómitos…

En lo que se refiere al hígado y la bilis, la simbología asocia la cólera y la rabia a la función hepática. Incluso la ciencia experimental está empezando a confirmar lo que predica la biología total. Recientemente se ha encontrado una relación entre la pérdida de masa ósea y la depresión. Simbólicamente la pérdida de hueso está asociada a un sentimiento de desvalorización.

PATOLOGÍAS HEREDADAS Y ORIGEN CEREBRAL

Precisamente Robert Poskin, el único terapeuta que tiene consulta en España, es un ejemplo de esa relación. “Me diagnosticaron espondiloartritis anquilosante y según la medicina convencional, a mi edad tendría que estar en una silla de ruedas”. Lejos de eso, Robert lleva una vida muy deportista. En este caso, las raíces de la patología se encuentran en una historia de desvalorización de la figura paterna heredada de varias generaciones.

“Mi bisabuelo paterno perdió las piernas y no pudo mantener a su familia. Es el primer ancestro de mi árbol desvalorizado como pilar familiar”. En un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial, murieron el bisabuelo materno y su tío. “Mi abuelo y mi padre sobrevivieron, pero mi abuelo vivió un conflicto de desvalorización por no poder proteger a su familia, su hijo murió”. Quizá algunos se sorprendan, pero para los especialistas en simbología es absolutamente lógico: “comencé a tener crisis insoportables a los 28 años y me diagnosticaron la espondilitis. Acababa de ser padre”.

Muchos terapeutas de simbología llegaron a ella por propia necesidad, porque no encontraron ni solución ni respuestas para sus trastornos en la medicina convencional. Y es que “una enfermedad es siempre una reacción a algo distante que se ha vuelto invisible”, explica Christian Fleche en su libro El cuerpo como herramienta de curación.

Quizá se pregunten dónde está la clave. Pues, la clave está justo encima de los hombros, es el cerebro. Las mismas redes neuronales que nos permiten escribir el más bello de los poemas tienen como propósito ancestral y primigenio la supervivencia. Y al básico instinto de permanecer con vida hay que añadir una sutileza adicional: el cerebro de Sapiens no distingue entre lo real, lo imaginario, lo simbólico o lo construido mentalmente…. Todo es igual de real.

LÓGICA BIOLÓGICA

Robert utiliza una imagen que ilustra muy bien lo que se oculta en nuestras redes neuronales. “El cerebro automático es el disco duro de un ordenador en el que se han instalado los programas de la supervivencia animal, de la especie y de nuestra genealogía. En el momento que se enciende el ordenador, el nacimiento, hay programas que se ponen en marcha de forma automática. Después están los programas que se abren con un doble clic.”

Éstos se van insertando con las experiencias de la vida, las expectativas que se ponen sobre nosotros, las creencias que vamos acumulando o heredando. El doble clic lo da un acontecimiento vital estresante que despierta todos los anteriores. La enfermedad física es la mejor solución de supervivencia porque disminuye drásticamente el estrés psíquico que de otro modo sería insoportable para nuestro cerebro. Veamos un ejemplo sencillo del funcionamiento del doble clic. La piel es el mayor órgano del organismo, más de dos metros cuadrados de superficie para el interactuar con el exterior. Simboliza pues el contacto.

Cuando un bebé sufre estrés debido a la separación de su madre después del parto es altamente probable que desarrolle un eccema. Ese bebé, cuando más tarde a lo largo de su vida experimente otra situación de separación, real o imaginaria, revivirá inconscientemente el momento en que le separaron de su madre y muy probablemente tendrá un brote de eccema.

Otro ejemplo de la lógica biológica. Cuando una experiencia es difícil de digerir, el cerebro automático que, una vez más, no distingue entre real, imaginario o simbólico manda a las células del estómago el mensaje ‘multiplicaos para que podamos digerir el trozo y tener una posibilidad de vivir’. Y las células comienzan a dividirse. O sea que una posible solución de supervivencia inmediata sería desarrollar un cáncer de estómago. De hecho, se ha comprobado que la mucosa digestiva tumoral es 10 veces más eficaz para digerir que la normal.

Todo esto son conceptos más o menos generales porque la biología total o la decodificación biológica es una forma absolutamente individualizada de concebir una enfermedad y, desde luego, un tipo de terapéutica que da al paciente la oportunidad de diseñar su propia curación. Tomando prestadas las palabras de una escena de la película Matrix, se podría decir que los especialistas en simbología de las enfermedades muestran la puerta, pero es cada individuo quien tiene que abrirla.

BIODESCODIFICACION




<><><><> <><><><> <><><><>
<><><><> <><><><> <><><><>
DESCODIFICACION BIOLOGICA ORIGINAL

Cuando una persona se enferma se piensa en que es una fatalidad, un desorden del organismo, una mala suerte o ponemos el peso de la enfermedad en factores “causales”, externos a la persona y que esta ha incorporado. En la actualidad nos encontramos ante un sistema de salud que considera la enfermedad como algo a “atacar, luchar, vencer, estar en contra”, …

Sin embargo la enfermedad puede ser entendida como un sistema de salvaguarda temporal y para poder entenderla hay que escuchar el cuerpo biológico, psíquico y mental. Aparece en relación a unas leyes biológicas muy precisas. Podemos pensar que la enfermedad es la respuesta a un programa inconsciente y que en lugar de venir del exterior (virus, frío u factores causales, ..) viene del interior de uno mismo y es la manera más sana que tiene el organismo de pedirnos que prestemos atención a nuestras necesidades y deseos, .. a que nos escuchemos y seamos impecables con nosotros mismos.

La enfermedad es la respuesta a física exacta a una situación estresante, a un conflicto que ha sido vivido en soledad y que es emocionalmente desestabilizante y no tiene salida positiva posible o al menos la persona no lo ve. Comprendemos así que cada uno tiene la posibilidad de recuperar el equilibrio físico, psíquico, emocional y espiritual y que es posible comprender la enfermedad por medio de un trabajo de autorresponsabilidad.

El ser humano ha evolucionado a nivel cognitivo gracias a todos los avances realizados en los últimos siglos, a la información y educación. A nivel emocional las personas nos seguimos comportando como hace miles de años. ¿Por qué? Porque después de miles de años de historia hay seres humanos en esta tierra que no saben si mañana comerán, si tendrán un techo seguro, si podrán defenderse de alguna agresión externa o si estarán entre sus congéneres de manera tranquila. Esto ha sido prácticamente solucionado en los países llamados “desarrollados” pero se ha cambiado el punto de incertidumbre siendo otros los problemas que acucian a las personas: mantener un trabajo o conseguir uno mejor, tener un coche adecuado a lo que considero mi status, que ropa me pongo, estoy o no reconocido socialmente, como me hablan los vecinos o los familiares, pagar hipoteca de la casa habitual y ocuparse de otros gastos, conseguir un reconocimiento profesional, etc. Esto lleva a que sintamos la misma angustia, ansiedad o nerviosismo (alerta) que nuestros antepasados.

Han cambiado las circunstancias de la vida pero no han cambiado los estados de ánimo o estados emocionales primitivos! Son estos estados de ánimos los que nos llevan a estar más estresados, angustiados, a tener miedo, a no aceptarnos a nosotros mismos o a los otros, a intentar cambiar lo externo porque no podemos mirar que hay internamente que me angustie.

En este nivel la situación de vida actual, las experiencias, la historia de nuestros familiares y los procesos vividos durante el embarazo o el parto son de especial interés ya que tienen un rol decisivo.

Todo lo que pasa en nuestro cuerpo está controlado por nuestra mente que funciona como un ordenador que capta información a través de los sentidos, la procesa y la compara con los datos que ya tiene y emite información en caso necesario. En una situación de estrés o conflicto emite la orden más adecuada de supervivencia.

La Descodificación Biológica Original busca encontrar la causa emocional de la enfermedad y/o el programa de origen puesto en marcha a nivel celular o cíclico a fin de tomar conciencia y optar, si la persona quiere a cambiar el programa que ha finalizado en enfermedad.

El terapeuta de Descodificación Biológica es un acompañante que te ayudará a encontrar el origen del problema que intentas solucionar. Siempre seguirá tu ritmo y estará atento a tus necesidades personales.
IMPORTANTE: La descodificación biológica original es un acercamiento que no reemplaza a una consulta médica o de cualquier otro profesional de la salud. No reemplaza sus praxis ni sus prescripciones. No es ningún tratamiento médico, ni hace ningún diagnostico médico.

La Biodescodificación original o Descodificación Biológica original es una forma de observar la enfermedad. No es ninguna promesa de sanación definitiva, no es una verdad, ni una certidumbre. Es un enfoque complementario en caso de querer saber algo más en relación a la salud.

Es un campo de hipótesis que solo el usuario que lo practique podrá confirmar
ESTEBAN PÉREZ LÓPEZ
BIOTERAPEUTA:
TERAPIAS BIOENERGÉTICA Y BIODESCODIFICACIÓN








1 comentario:

  1. Es indudable la necesidad de interiorisar dentro del campo energético que produce los sentimientos y emociones, que a su vez a base de frecuencias altas o bajas provoca estres;Las altas motivan a glándulas productoras de dopamina y las bajas de cortisol, éstas atendiendo a la motivación de síntomas corporales avisa el estado en que se encuentra el cuerpo de forma involuntaria. Se recomienda a primeros síntomas consultar a médicos especialistas y alimentación natural nutritiva, aumentando las defensas inmunologicas.Es de conclusión el enseñar a los pequeños desde la preprimaria a alimentarse nutritivo, dejando la comida chatarra. Mente sana para cuerpo sano. Gracias.

    ResponderEliminar