C.E.

C.E.
....

jueves, 13 de octubre de 2011

LA ARMONÍA DEL ESPÍRITU……NUESTRA PAZ INTERIOR

NO PERMITAS QUE NADA EXTERNO, PERTURBE TU PAZ INTERNA.

LA CRÍTICA Y EL HALAGO SON LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA, QUIEN HOY TE HALAGA MAÑANA TE CRITICARA Y VICEVERSA.

LAS CRÍTICAS LLEGAN A NUESTRA VIDA SIN QUERER. ESTAMOS EXPUESTOS A LA OPINIÓN DE TODOS. DE MUCHOS QUE AUNQUE NUESTRA VIDA NO LES AFECTE, OPINAN DE IGUAL MODO PORQUE NO HAY NADA TAN GRATUITO, FÁCIL Y CASI GRATO, QUE CRITICAR.

En ocasiones, las críticas pueden servirnos como punto de referencia para la reflexión. Ya que nuestros semejantes nos hacen de espejo donde ver reflejadas determinadas actitudes que por nosotros mismos no podríamos ver.

SOBRE TODO SI PROVIENEN DE GENTE QUE AMAMOS. UNO, A PESAR DE QUE SE ESFUERCE EN SER OBJETIVO, NUNCA LO CONSIGUE DEL TODO CONSIGO MISMO. POR ESO, CONTAR CON OPINIONES DE LOS QUE PARA NOSOTROS MERECEN UN CRITERIO, POR LO QUE SABEMOS QUE NOS QUIEREN, NOS PUEDE SERVIR PARA REVISAR COMPORTAMIENTOS O FORMAS DE ACTUAR QUE NO SON LAS MEJORES Y QUE PUEDEN PASAR DESAPERCIBIDAS ANTE NUESTROS OJOS.

En esos casos, merecen ser escuchadas y tenidas en cuenta a la hora de reflexionar sobre cualquier tema que nos afecte.

Distintas son las opiniones que llegan sin ser requeridas, por parte de gente que ni te conoce ni te conocerá nunca. Esas…deben semillas estériles, que jamás germinen en nuestro interior.

Desde el respeto al derecho de cada uno de opinar sobre lo que le parezca oportuno, como nos dice la enseñanza ZEN que nuestro interior sea como un espejo que refleje todo aquello que pueda perturbar nuestra paz interior. Son solamente eso, opiniones. Las suyas.

Que nada tienen que ver con nosotros y a las que no vamos a permitir entrar en nuestra vida. Que se queden al lado de quien las emite, tal vez a él/ella les sirvan para mantenerse alejados de nosotros. Y es lo correcto.

No podemos gustar a todo el mundo. Ni necesitamos la aprobación de todos. Basta con tener la propia y si queremos ampliar el campo, con considerar la de quienes nos importan.

Recordad, no hagamos a los demás, lo que no queremos que los demás nos hagan. Por eso, una actitud sencilla y sincera con las opiniones de los demás nos llevará no sólo a no aceptar estos comentarios como dañinos, sino a no participar de otros en los que nos quieran involucrar.

QUE CADA UNO VIVA SU VIDA. QUE NO ES POCO. QUE NO ES FÁCIL. PERO ES SUFICIENTE SI LUCHAMOS PORQUE SEA LO MÁS DIGNA Y FELIZ POSIBLE.

AYUDANDO EN EL VIVIR DE NUESTRA VIDA CON NUESTROS TALENTOS A TODOS AQUELLOS COMPAÑEROS/AS DE VIAJE QUE LO NECESITEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario