C.E.

C.E.
....

sábado, 13 de agosto de 2011

EVOLUCIÓN ESPIRITUAL Y AMOR

LA CREENCIA DE QUE LA EVOLUCIÓN ES ALGO DE CARÁCTER ESPIRITUAL QUE CONSISTE BÁSICAMENTE, EN SER CADA DÍA MEJOR PERSONA, EN SER " MÁS BUENOS " esta tan extendida y arraigada en el mundo, independientemente de las convicciones religiosas que uno tenga y de la pertenencia (o no) a una u otra iglesia o escuela de pensamiento, que muchos buscadores han terminado admitiendo sin mas esta concepción.

Y, sin embargo, concepción tan simplista solo se explica por la igualmente extendida de que tras la muerte seremos juzgados por un Dios omnipotente, y el veredicto dependerá de nuestras "buenas" o "malas" acciones.

Así lo piensan los judíos, los cristianos, los musulmanes, las religiones animistas y sincréticas e, incluso, las orientales que creen en la reencarnación, y el hecho que para unos la "salvación" dependa de un solo juicio y para otros del comportamiento a lo largo de varias vidas consecutiva, no refleja, en cualquier caso más que una diferencia de matiz, que no afecta al fondo de la cuestión.

Y EL FONDO DE LA CUESTIÓN ES QUE NADIE NECESITA SER "SALVADO" PORQUE NADIE (SINO UNO MISMO, SU PROPIA CONCIENCIA, EL JUEZ MÁS IMPLACABLE QUE EXISTE Y A QUIEN NO SE PUEDE ENGAÑAR) VA A JUZGARLE TRAS LA MUERTE.

El fondo de la cuestión es que el espíritu es (por esencia) inmortal, en tanto manifestación de la divinidad, y que su misión a lo largo de su existencia no es otra que la de aprender a conocer a esa divinidad.

El fondo de la cuestión en suma, es que evolucionar no es algo que pueda reducirse al ámbito del comportamiento ético, siendo este importante, la evolución es algo que abarca al ser humano de forma integral. Evolucionar supone pues, adquirir cada día un mayor grado de consciencia y de conocimiento de las leyes Universales, a través de las cuales se manifiesta (no importa como lo llamemos) Dios, Energía Creadora o Cosmos.

Siendo para ello necesario dar a la chispa divina, alma o espíritu inmortal que habita en el interior de cada ser humano todo el conocimiento, que le permita adquirir, la sabiduría de todas esas leyes Universales, con lo cual también conseguirá conocerse a sí mismo y consecuentemente a la Energía Creadora.

Y del Amor ¿qué? acaso no es necesario sentir ese Amor para evolucionar, por supuesto que sí, pero el AMOR con mayúsculas, no el amor entre esposos, o entre estos y sus hijos, aquel que impregna la relación entre familiares y amigos o, incluso el que uno sienten con más o menos intensidad por los demás seres humanos.

PORQUE TODOS ESTOS " AMORES", EXPRESIONES MENORES (QUE NO MENOS IMPORTANTES) DEL AMOR, SE DIFERENCIAN DE ESTE EN SU INEVITABLE COMPONENTE NO "" ALTRUISTA "“, y es que en todos los casos anteriores el ser humano no puede dejar de manifestar en sus relaciones (por otra parte propias del ser humano) el sentimiento egoísta, el sentimiento de posesión, lo que en la mayoría de los casos comporta la exigencia de la exclusividad de ese " amor ".

Pero hay otro Amor, un Amor que nace del conocimiento, porque ( como todo buscador sabe ) "" Solo se Ama lo que se Conoce "", y es que el conocimiento de algo ( o alguien ) lleva siempre a apreciarlo, a quererlo, siendo mayor el grado de afecto cuanto mayor es ese conocimiento. DE AHÍ QUE EL CONOCIMIENTO PROFUNDO LLEVE AL AMOR PROFUNDO

EN DEFINITIVA, CUANTO MÁS AMPLIA ES NUESTRA EVOLUCIÓN ESPIRITUAL Y MÁS PROFUNDO ES NUESTRO CONOCIMIENTO SOBRE LAS LEYES UNIVERSALES, SOBRE LA EXPRESIÓN MANIFESTADA DE ESA ENERGÍA CREADORA, MAYOR SERÁ NUESTRO AMOR POR ELLA.






No hay comentarios:

Publicar un comentario