C.E.

C.E.
....

lunes, 28 de febrero de 2011

¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON NUESTRA SALUD?

TRAGICAS PREVISONES (Consejo de Visiones)

Será por el hecho de estar sensibilizado con varios casos de cáncer de amigos y pacientes próximos a mí o simplemente por casualidad, el caso es que esta noche he estado viendo algo trágico que me pone triste.

Como Su sección nos invita a enviar las visiones que acontecen en nuestra vida y pueden tener mensaje, es por esto que le remito esta experiencia.

Veía nítidamente a uno de mis hermanos. Tenía cáncer de próstata. Curiosamente mi hermano tiene ascendente Escorpio, que efectivamente tiene un alto riesgo de somatización en próstata o genitales.

Veía a uno de sus hijos llorando pues su padre; es decir, mi hermano se encontraba muy mal.

En la misma experiencia terminaba hablando con el propio cáncer, como si de un ente con alma se tratara. El cáncer me decía:
- Son los derivados del petróleo y el teflón lo que me alimenta y activa la mayoría de los casos de cáncer.

Yo a su vez, sorprendido, le pregunté:
- ¿El teflón de las sartenes con el que cocinamos?
- Efectivamente. Además de los xenoestrógenos que envuelven y se combinan con casi todos los alimentos y productos de consumo del ser humano. Los conservantes, las anilinas, lo acidulantes y los aromatizantes, los champús y los colorantes, los desodorantes y……

Y el cáncer seguía y seguía hablando de cientos de componentes que aplicamos y consumimos en nuestra vida. Yo repliqué:
- Pues prácticamente todo lo que consumimos, comemos o utilizamos en nuestra higiene diaria produce cáncer.
- Efectivamente..

No terminó aquí la experiencia, pues comencé a ver seres extraños que viven en planetas diversos, cuya vida alcanza varios milenios de nuestro tiempo, con salud perfecta. Vi animales que siguen ciclos larguísimos de evolución sin contratiempos. Todos estos seres emanaban un patrón común: La íntima y sagrada unión con las leyes naturales y la utilización espiritual de los recursos de la naturaleza.

Y como cientos de veces me ocurre en mis experiencias oníricas terminé viendo a un ser de color verde, que vive en un planeta de cristal, que alcanza una longevidad de quince mil años. En este planeta los seres lo van a la cama por la noche; sino que se apoyan en la roca de cristal de su planeta y se funden en una sola entidad. El planeta le da la longevidad, inyectando en sus venas los nutrientes, aminoácidos, sales y minerales que le hacen vivir por miles de años; mientras que el planeta, se sintoniza con el espíritu del ser y sueña, ama, imagina y vive el espíritu del humanoide. Ambos forman una sola conciencia y evolucionan al unísono.
Esto en nuestro planeta es impensable.

Hasta aquí lo que he vivido esta noche, que espero pueda ser publicado en su Consejo de Visiones.

Luego en vigilia, sentado sobre la cama, con la vista perdida entre las encinas que se ven por mi ventana reflexionaba sobre algo que es evidente.

Hace escasos cincuenta o setenta años, un padre de familia que vivía en el campo; pues esta era el modelo general de la sociedad, alimentaba con su huerto, su vaca, sus conejos y su gallina a siete u ocho hijos y los sacaba adelante.
Ahora una familia que vive en una ciudad no puede sacar adelante a uno o dos hijos .
¿Cómo es esto posible?..¿Que ha pasado?...

El modelo industrial, impulsado por factor económico ha hecho que se crearan modelos de desarrollo en ciudades industriales o polígonos de producción, como las industrias del acero o el clásico de Psilicon Baley americano y en torno a estas industrial millones de seres hacinados en modelos de vida ciudadana artificial. Lo que se ha venido en llamar el “Estado del bienestar” Se abandonó el modelo rural a toda velocidad como si ir a la ciudad fuera la fiebre del oro.

El modelo que debía y debe imperar no puede ser el económico o industrial irracional. Mejor hubiera sido que por cada comarca o diversos pueblos se creara una industria. De esta manera el tejido industrial se distribuiría por toda la nación y los habitantes rurales no habrían abandonado los pueblos. Está claro que este modelo habría creado a su vez un fuerte desarrollo de las vías de comunicación y los transportes. Pero las huertas, los pueblos, el ganado y las formas de vivir unidas a la naturaleza no se habrían quebrado.
Hace cincuenta años la abuela se levantaba a primera hora y hacía las tortas que en ese mismo día se consumían. Se ordeñaba a las vacas o las cabras y esa leche, el pan y la lechuga que se cortaba en el mismo día se consumía con todos los nutrientes y principios activos en pleno desarrollo.

Como vengo diciendo en diversos artículos, mantener una huerta para alimentar una familia no requiere de mucho terreno y basta con media hora al día de dedicación para producir alimentos sanos, controlados y ricos de nutrientes para nuestros hijos.

Hoy en día, para conservar las galletas, que ayer hacia la abuela se tiene que alterar el hidrogeno de la molécula para que no enrancie y se conserve por meses. Y claro está los productos hidrogenados producen cáncer. Los productos hortícolas, se cortan prematuramente sin que tengan todos los procesos activos de la última fase de maduración, puesto que en caso contrario no resistirían el transporte, y son todo fibra sin alimento, que hiperactivan la producción gástrica y no nutre. Como la producción de alimentos se da bajo toneladas de plástico en lugares específicos de megaproducción, es necesario transportarlos a largas distancias, someterlos a cámaras frigoríficas, desnaturalizaros y aplicarles conservantes.

La cadena alimentaria marina está repleta de xenoestrógenos de las cientos de miles de toneladas de plástico disueltas en aguas marinas.
Como decía hace dos mil años Plinio el Viejo, “Si a las vacas les dais carnes, se vuelven locas” las carnes que consumimos, al ser nosotros igualmente mamíferos como las vacas, nos vuelven locos o nos alteran las hormonas, pues los piensos por los que son alimentadas, contienen residuos de carne, sangre de animales, harina de pescados, purinas y hormonas para producir más kilos antes de su venta. Etc.etc.

Curiosamente son los departamentos de Sanidad de los países civilizados los que más contribuyen a envenenarnos, en nombre de la salud.

Luego viene la cultura sanitaria que a semejanza de la Edad Medía en que para curar todas las enfermedades se practicaba una sangría, y morían casi todos de anemia. Ahora en nuestros días, como el veneno de la alimentación provoca y excita a nuestro sistema inmune, la cultura generalizada son los inmunosupresores, es decir, matar o disminuir la única herramienta que tenemos para combatir las enfermedades y así anular los síntomas reactivos, cuando lo lógico sería, limpiar la dieta y los hábitos insanos y elevar el sistema inmune hasta el infinito, inyectado o ingiriendo millones de inmonoglobulinas. Es decir, tenemos un tumor, producido por intoxicación alimentaria o estrogénica y nos meten quimioterapia que es legía viva en el cuerpo acelerando la intoxicación y produciendo la muerte irremediable.

Está claro que si queremos vivir, tendremos que reconsiderar la forma de vivir y retornar en forma racional a la vida rural, sin renunciar a lo bueno y positivo, que produce el modelo del bienestar, siempre que se cumpla estrictamente la ética natural.

He encontrado varias noticias interesantes en la red, que ilustran nuestro futuro inmediato y que nos deben hacer reflexionar:

De aquí a 20 años, el cáncer en el mundo crecería en un 70 por ciento, y causaría unas 13,2 millones de muertes, el 72 por ciento más que en 2008, según el último informe Globocan (del 2008) de la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer (IARC), que depende de la Organización Mundial de la Salud.

Otra de las proyecciones derivadas de este trabajo es que para el año 2030, se diagnosticarán 21,4 millones de nuevos casos de tumores.
A nivel mundial, se espera que la incidencia del cáncer siga en aumento. En el período 1950 – 2030, los países en desarrollo habrán cuadruplicado su población, y habitarán diez veces más personas ancianas.

Es que las personas mayores son más propensas a padecer cáncer que otros grupos de edad, a lo que se debe sumar el hecho de que en los países en vías de desarrollo no hay tanto acceso a los tratamientos contra el cáncer como sí lo hay en otras naciones desarrolladas.

Durante el 2008, el 56 por ciento de los nuevos casos de cáncer en el mundo se diagnosticaron en regiones en desarrollo, donde se concentró además el 63 por ciento de las muertes acaecidas por esta enfermedad.

El cáncer más común es el de pulmón, con un promedio de 1,6 millones de casos diagnosticados por año y representa el 12,7 por ciento del total. Luego, le sigue el tumor de mama, con 1,3 millones de casos y un 10,9 por ciento.

Según este informe, en el año 2015 se producirán en España unas 117.500 muertes por cáncer, frente a los 104.156 que provocó en 2008.
Así también, y de acuerdo a las estimaciones de Globocan, los fallecimientos en el país por cáncer (con excepción de los tumores de piel) en el 2020 alcanzarán los 128.300, en 2025, se estiman unas 141.125 muertes y en 2030, 155.293.

*******

La erosión de la biodiversidad continuará durante el siglo XXI: las extinciones globales se multiplicarán, el promedio de abundancia( 1) de las especies disminuirá, su distribución se trastornará… Hasta hace poco, los científicos pensaban que predecir la evolución de la biodiversidad, habida cuenta de su complejidad, era irrealizable.

Pero hoy, tal como ocurre con los climatólogos, los especialistas de los seres vivos están en condiciones de lograr previsiones. Un grupo de expertos internacionales( 2), entre los cuales varios investigadores del IRD, acaba de publicar una síntesis de los esquemas de evolución de la biodiversidad a escala planetaria. A pesar de una evidente incertidumbre de los modelos, las tendencias anunciadas convergen: sin profundos cambios del plan de desarrollo humano y económico, el planeta va directo al desastre.

Modificaciones en la utilización de las tierras, cambio climático y sobreexplotación de los recursos naturales… el hombre está en efecto en el centro de las principales amenazas sobre la biodiversidad. Los escenarios plantean sin embargo, diferentes acciones por ejecutar.

******

El origen de los quistes y el cancer (ovarico, endometrial y de mama) parecieran ser las hormonas en la dieta y en muchas sustancias que usamos, a continuación les muestro una lista de las fuentes que se sabe que contienen estrógenos y que fomentan el cancer y los quistes:

Alimentos de origen animal (grasas):
• Carnes no-orgánicas tales como carne de vaca, pollo, y cerdo
• Los productos lácteos comerciales incluyendo la leche, la mantequilla, el queso, y el helado - utiliza solamente los productos orgánicos que no contienen la hormona del crecimiento de los bóvidos.

Alimentos de origen vegetal:
• Soya
• germinado de soya, de alfalfa
• Linaza
• Semillas de girasol
• Aceite de cártamo, algodón, girasol, algodón, canola, soya
• Especias: Salvia, romero, clavo, comino, tomillo, oregano, hinojo, nuez moscada, cúrcuma
• Plantas medicinales: Damiana, Manzanilla, muérdago, regaliz, verbena, trebol
• Café
• Granada
• Datiles
• Yuca
• Lúpulo (cerveza)

Medicamentos:
• Terapia de remplazo hormonal
• Cremas de Progesterona hechas con preservativos de parabeno. La Progesterona es una hormona apropiada para el tratamiento de los quistes y tumores, el problema no es la progesterona, sino el parabeno
• Medicamentos como el Primpro, el DES, Premarin, el cimetidine (Tagamet), la mariguana, y las píldoras del control de la natalidad

Productos químicos:
• Champues, jabones, lociones, cosmeticos, bloqueadores solares, tintes para pelo, pasta dental, etc., que contienen estrógenos, parabeno, fenoxietanol. Casi todos los tienen, se muy precabida ya que los estrogenos se absorben muy fuertemente por la piel y son dificiles de excretar por el organismo, a diferencia de los estrógenos en los alimentos, que son absorbidos por el intestíno, a los cuales el hígado y los riñones se encargan de desechar.
• Detergentes y suavizantes. Utiliza el vinagre blanco, el bicarbonato de sodio, o el fosfato trisódico (TSP)
• Embases de plástico, recipientes, para uso de alimentos.
• Insecticidas, herbicidas.
• Colorantes de alimentos.
• Conservadores para alimentos

Agua
• El agua se contamina por la gran abundancia de químicos nocivos en el ambiente, por eso el agua debe de ser filtrada de preferencia por osmosis inversa. El agua para bañarse incluso se debe filtrar, ya que los estrogenos se absorben muy facilmente por la piel y son más retenidos que los estrogenos de la dieta.

Pueden revisar estos sitios:
http://www.cyst101.com/cause.htm
http://meningioma.wordpress.com/2007/10/20/a-list-of-xenoestrogens/
http://www.cyst101.com/index.htm

Artículo publicado por Licerio Moreno en:
www.heliocentro.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario