C.E.

C.E.
....

domingo, 12 de diciembre de 2010

¿QUÉ HORA ES CUANDO SIEMPRE ES AHORA?

Reflexiones sobre el tiempo: El presente continuo

“La imaginación es más importante que el conocimiento”
ALBERT EINSTEIN

“De qué vale tener los ojos abiertos si la luz del espíritu no alumbra”

“Nuestra imaginación es la herramienta más poderosa para entender los misterios del Universo”
DESCONOCIDO

La imaginación siempre surge de nuestro interior y es pura, no se deja llevar por lo que dicen los demás, es incorruptible, surge de la fuente, de la creación misma, sin rodeos ni contradicciones. Un cerebro con imaginación será una incansable y potente máquina hacia la búsqueda de la verdad.

Es importante mencionar que yo no soy quién para tratar de convencer a nadie, ni me siento ni soy físico, ni tengo los estudios ni la preparación para refutar ninguna teoría, pero lo que sí he tenido siempre desde pequeño es curiosidad por estos temas, y esto se daba porque surgían preguntas desde mi interior, brotaban solas, y estas siempre me hacían dudar de lo que me enseñaban en la escuela. Con el tiempo y accediendo a ciertas lecturas afines a mis convicciones y pensamientos internos, pude afirmar que lo que sentía era cierto, y además, me di cuenta que ya no era el único que pensaba de aquella forma que muchos llamaban “loco” .

La curiosidad y la duda despiertan a la imaginación que todos llevamos dentro

La información libre está allí, muchas veces muy cerca de nosotros; para encontrarla, obviamente siempre habrá que realizar un esfuerzo, pero haciendo caso a nuestras verdaderas intenciones e intuiciones más profundas, sin duda llegaremos a ella más rápido, es más, ella nos buscará a nosotros.

El Presente continúo

Al transcurrir de nuestra vida, cada uno de nosotros, creamos nuestra propia realidad y nuestro destino en base a nuestros pensamientos, sin duda somos lo que pensamos, o explicado desde otra perspectiva, llegamos a ser lo que somos en el presente de acuerdo a lo que fuimos construyendo en el pasado; las decisiones pudieron haber sido buenas o malas, pero sin duda en base a ellas llegamos a ser lo que somos.

Podrán existir muchísimos factores que influyan en la toma de una decisión, pero con el uso de nuestro libre albedrío, al final, únicamente nosotros buscando en nuestro interior decidiremos qué camino tomar.

Pero yo formularía la siguiente pregunta, ¿cuántas de estas decisiones tomadas fueron basadas en lo que ya pasó o en lo que está por suceder?, es decir, ¿qué tanto influyen el pasado y el futuro en nuestras vidas?; hasta que punto, tanto aquello que ya pasó y no volverá jamás, así como aquello que todavía no ha sucedido aún, nos afecta de manera sustancial en nuestras decisiones, hasta que grado afecta nuestra psique la preocupación por eventos que ni siquiera han sucedido, o eventos que nunca volverán, ¿que tanto nos hemos alejado de nuestra propia esencia y de nuestros valores fundamentales por estar jugando un juego que no existe?.

El pasado y el futuro son ILUSIONES que crea la mente, estos no existen, el hombre ha medido el tiempo desde siempre en base a momentos que sucedieron en el pasado, el hombre los acumula, los suma, y con ello calcula años, meses, días, horas, hasta llegar a los pequeños instantes llamados segundos, pero realmente esos momentos o tiempo pasado ya no existen, son una ilusión de la mente para poder vivir en un mundo material totalmente relativo.

Lo mismo sucede con el Futuro, en nuestra mente creamos un futuro que todavía no existe y cuando llegamos a él, después de momentos igualmente acumulados (sumados), estos se convertirán siempre en el presente. Por lo tanto, si nos olvidamos por un momento de esas dos profundas ilusiones (pasado y futuro) creadas por nuestra mente, el hombre únicamente vive UN PRESENTE o un “PRESENTE CONTINUO”. Lo anterior es muchas veces difícil de comprender por tener a nuestro cerebro programado a crear pensamientos e interpretaciones basadas en estas dos grandes ilusiones.

Lo anterior lo podemos constatar observando eventos comunes de la vida diaria, por ejemplo: demos un vistazo a nuestro reloj, al poner atención en la manecilla del segundero ¿qué vemos? Vemos TIC TACS, ¿Pero cuántos TIC TACS vemos? cualquier persona contestaría que esto dependerá de cuanto “tiempo” el individuo pase observando el reloj, por ejemplo, una persona que permanezca 30 segundos observando, inmediatamente me contestaría: “observé 30 TIC TACS”, pero esto no es así, en realidad cualquier persona observará UN SOLO TIC TAC en el presente continuo, NO MAS, los demás TIC TACS quedaron en el pasado, es decir, dicho observador no puede ver los 30 segundos al mismo tiempo en un mismo presente, ve UNO SOLO los demás quedan acumulados en su memoria, y en base a un punto inicial y un punto final de referencia guardados en la memoria, el observador concluirá de acuerdo a la suma realizada que son 30, el observador los contó, pero en realidad ve siempre UNO SOLO.

El presente continuo lo podemos visualizar como fotografías que duran un cierto instante, la vida de una persona es un álbum de recuerdos con millones de ellas, el instante que estamos viviendo ahora y todo lo que observamos en él, inmediatamente deja de existir quedando en el pasado para pasar al siguiente y así sucesivamente.

En la realidad del presente continuo, cada TIC TAC único que el observador veía lo acompañan a él en el transcurrir de su vida y estos son acumulados o medidos en 60, 70, 80 años etc., dependiendo del periodo de vida de cada individuo (son millones de segundos acumulados) . Estos TIC TAC son una invención del hombre como puntos de referencia de medición a aquellos instantes que van desapareciendo, y así una vez acumulados y registrados, le ayudará a las personas a moverse y organizarse en su mundo relativo material. Dichos segundos, medibles como instantes o lapsos, el hombre los pudo haber inventado más largos o más cortos, pero para la naturaleza y el universo físico estos les son totalmente indiferentes, el universo seguirá su eterno transcurrir en el presente continuo al mismo ritmo de cambio sin importar ninguna medición hecha por el hombre.

Yo me imagino el presente continuo como una substancia INCOMPRENSIBLE, IMPALPABLE donde estamos inmersos, es una especie de “MEDIO” constituido por INSTANTES que nos permite existir como materia, y que proviene de la creación misma, siendo absolutamente necesario para poder mover nuestros cuerpos materiales a un ritmo, que es exactamente igual que el ritmo del universo y por ende de la naturaleza, cada uno de nosotros somos parte de un universo infinitamente grande y el universo es parte de nosotros como infinitamente pequeño.

Pero imaginemos que pasaría si perdiéramos esa memoria a corto plazo y no tuviéramos la capacidad de medir ni hacer acumulables esos instantes que ya pasaron (PASADO), y que por otro lado no pudiéramos imaginarnos o sumar los momentos que están por venir (FUTURO)!!!, sin duda al no existir ni el pasado ni el futuro el tiempo no correría, no lo percibiríamos, por lo tanto el TIEMPO y lo RELATIVO no existirían mas, viviríamos en lo absoluto, estaríamos a otro nivel dimensional, es decir, a un nivel de UNIVERSO SUBYACENTE donde todo es absoluto, entonces podríamos deducir con esto, que un cuerpo material inmerso e identificado con un mundo material necesitará siempre de la RELATIVIDAD para poder existir.

Caso contrario pasa en los niveles dimensionales superiores, donde existe ausencia total de lo material y por lo tanto de lo relativo ya que no son necesarios. Por ello se ha comprobado que la teoría de la relatividad de Einstein funciona solo a nivel material donde lo relativo se da dependiendo de la posición y velocidades del observador, y de manera contraria en el mundo cuántico de partículas subatómicas, tanto la teoría de la relatividad como las leyes de gravitación universal no se aplican para nada.

Tanto la teoría cuántica de Max Planck, así como la teoría de la relatividad de Einstein son perfectas, pero cada una en su mundo, son totalmente complementarias, pero la ciencia aún no ha podido unificarlas. Einstein trató de hacerlo en la etapa final de su vida sin lograr tener éxito.
Entonces, en base a las reflexiones anteriores, podríamos llegar a preguntarnos ¿Qué es el tiempo?, pero realmente buscando alguna interpretación del tiempo como tal en esencia, no del como es medido por los humanos (esto último no nos contesta la pregunta).

Desde mi punto de vista el tiempo son los INSTANTES que conforman el presente continuo, es decir, el presente continuo -como ya mencioné anteriormente- es un MEDIO conformado por aquellos instantes que nos permiten existir en un mundo material, vivimos instantes en único presente y todo lo que sale de esos instantes son puras ilusiones de la mente que ya no forman parte de la realidad.

Ahora cabe aclarar que lo anterior NO es para nada una definición del tiempo como tal, simplemente es una interpretación desde mi muy particular punto de vista, el responder realmente preguntas como: ¿de dónde viene el tiempo?, ¿cómo se conforma?, ¿cómo funciona?, etc., no lo sé, va más allá de mi entendimiento, y creo que NADIE lo sabe, es parte de la creación misma, que viene de dimensiones superiores incomprensibles, para que así nosotros podamos existir en estos niveles de prueba, menos evolucionados y más densos.

Es como tratar de definir la vida misma, unos podrán decir que fue creada, otros que somos una casualidad, ¿pero que es realmente en esencia?, NADIE LO SABE, la búsqueda de esas respuestas son infinitas como el universo mismo, es como tratar de buscar la partícula más pequeña en el universo, encontraremos infinitas partículas una más pequeña que la anterior, así hasta el infinito. Sabemos los efectos y las propiedades de la gravedad, podemos medirla, podemos calcular la fuerza que necesitamos para librarnos de ella, creamos grandes estructuras que la vencen, etc., ¿pero quién sabe a ciencia cierta, sin rodeos ni ecuaciones complicadas que es REALMENTE la gravedad? !!!, ¿Qué es en esencia lo que la genera?, lo cierto es que NADIE LO SABE.

Volviendo al tema del tiempo, cuando a Einstein le preguntaron que era el tiempo, el respondió “El tiempo es lo que miden los relojes”.
Yo me pregunto… si un genio como Einstein nunca definió que es el tiempo (posiblemente en su interior él sabía la respuesta)…. ¿Quién si podría???

Podríamos concluir, también insisto, desde mi muy particular punto de vista y basándome en diferentes autores e información libre lo siguiente:

El tiempo SI EXISTE en lo RELATIVO (universo físico) y NO EXISTE en lo ABSOLUTO (universo subyacente u otras dimensiones superiores).

Es muy difícil poder imaginar un mundo absoluto, sin ninguna clase de relatividad donde no exista ningún tipo de división o sección, donde el tiempo no corra, donde el pasado, el presente y el futuro sean uno solo, donde un cuerpo material no sea necesario, donde el pensamiento sea uno solo, donde no sobre ni falte espacio, donde sea imposible esconder un pensamiento, pareciera como si en lo absoluto tuviéramos TODO al mismo TIEMPO.

Podremos pensar en el pasado o en el futuro, pero lo que si debemos EVITAR a toda costa, es basar nuestra existencia en estas dos grandes ilusiones, el despertar de conciencias implica actuar en nuestro presente continuo, el amar hoy, el conocernos cada día mas hoy, el ser agradecidos con el creador y tener compasión por los demás día con día, es decir hoy.

Las tremendas barreras ilusorias del pasado y el futuro nos distraen de nuestro verdadero cometido, son parte del maravilloso juego de la creación para que olvidemos quienes somos en realidad, nos bloquean y nos limitan, nos llevan a vivir una vida sin sentido totalmente alienada al sistema.

Para una gran cantidad de personas, no hay tiempo de preocuparse ni de ayudar a los demás, no hay tiempo para la meditación ni la reflexión, no hay tiempo para demostrar cariño, no hay tiempo para leer, no hay tiempo de escuchar, no hay tiempo de ser positivos, no hay tiempo de compartir su luz interior, etc., etc., pero ¿por qué sucede esto? si para lo que comúnmente no se tiene tiempo, debería ser los más importante en la vida de cada alma en este mundo, muy sencillo, porque todo el tiempo restante, o la mayoría de él, estamos enfocados tanto en lo que nos atormentó en el pasado, así como en lo que no ha sucedido todavía en el futuro.

Hablando de lo que aún no sucede, les cito varios ejemplos clásicos: ”ese préstamo deseado que aún no llega”, “las vacaciones añoradas que nos harán inmensamente felices”, “ese automóvil último modelo que nos están por entregar”, ”el terminar los pagos de nuestra casa”, “que la crisis no haga que perdamos nuestro empleo”, “ese aumento que arreglará muchas grietas en nuestra relación amorosa”, etc., etc., y ahora algunos ejemplos de lo que ya pasó: “aquella novia o novio que nos dejó y arruinó nuestra vida”, “ese préstamo bancario que no pude conseguir”, “la casa que tuve que vender”, ”los gastos que tuve que pagar por no estar asegurado”, “el no haber ahorrado lo suficiente”, “el no haber terminado mis estudios”, etc., etc., etc., y así podría darles muchísimos más ejemplos, estos posiblemente más dramáticos, pero no es necesario, con estos que menciono, comunes y corrientes en la vida de un ser humano en este mundo material, son suficientes para distraernos completamente de lo que realmente debemos hacer.

Si existe sufrimiento a nuestro alrededor, que requiera nuestra inmediata atención, seremos completamente insensibles a él, ni siquiera lo veremos, estaremos muy ocupados en nuestros gravísimos problemas. ¡No hay tiempo de tener compasión!

Basar nuestra existencia en ilusiones pospone nuestra felicidad, y por ende nuestra evolución y despertar de conciencias. La relatividad es un arma impresionante del juego de la creación, para que veamos al sistema 100% real, lo relativo e ilusorio nos guía a jugar el juego de manera totalmente inconsciente para que nunca despertemos. Cada uno de nosotros tenemos nuestros roles que cumplir en este mundo de prueba, tenemos que trabajar y comer, y no estoy diciendo para nada con lo anterior que no realicemos nuestras actividades, al contrario, estas deberán ser realizados con verdadera integridad, honestidad, responsabilidad, profesionalismo y amor, pero siempre y cuando no vivamos para ellas, veámoslas como simples roles en el juego, y que sin duda, también aprenderemos de ellas, que estas no sean la base de nuestro existir ya que son puramente ilusorias.

El objetivo primordial de nuestra existencia es nuestra evolución de conciencia, en gran medida nos ayudará el darnos cuenta que somos parte de un juego, esto nos permitirá remover fácilmente ilusiones materiales y relativas que nos distraen, para así podernos enfocar en nuestro interior, en la conexión fundamental con la fuente y con el todo.

Si en esencia todos somos UNO, imaginen las infinitas posibilidades que tendremos al conectarnos con nuestro interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario