C.E.

C.E.
....

viernes, 22 de enero de 2010

LOS CIENTÍFICOS HABLAN CLARO, NOS ADENTRAMOS EN LA SEXTA EXTINCIÓN MASÍVA


El planeta se encamina a otra extinción en masa, como las cinco anteriores, cada una de ellas acabó con más del 75 por ciento de todas las especies en el planeta, de acuerdo a los datos aportados por la Universidad de California, Berkeley, y el análisis de la Universidad Estatal de Pennsylvania.

Son muchos los científicos que están advirtiendo que el calentamiento global y la degradación del medio ambiente está conduciendo a una sexta extinción en masa, al igual que ha ocurrido con las «Cinco Grandes Extinciones” en los pasados 450 millones de años, en la última dio con la desaparición de los dinosaurios hace 68 millones años.


Sin embargo, las estimaciones de la pérdida de especies animales se han visto obstaculizada por la imposibilidad de comparar la diversidad de especies catalogadas hoy día con el pasado.

Al combinar los datos de tres catálogos de la diversidad de mamíferos existentes en los Estados Unidos en un periodo comprendido entre 30 millones de años y hace 500 años, investigadores de la Universidad de Berkeley y Penn nos muestran que la mayor parte de las extinciones de mamíferos ocurrió dentro de unos pocos miles de años después de la llegada de seres humanos.
Aunque se piensa que el humano actual salió de África hacia Europa y Asia hace unos 40.000 años, y que no llegaron a América del Norte hasta hace unos 13.000 años, la extinción de la mayoría de los mamíferos se produjo en una etapa posterior, que oscila entre 1 y 2,000 años.

«La parte optimista de este estudio es que no hemos tenido todos los acontecimientos que desataron la ultima extinción”, dijo el co-autor Anthony Barnosky, profesor UC de Berkeley de biología integrativa. «Tomamos este pulso cuando los seres humanos tuvimos su primer efecto hace unos 13.000 años, pero afortunadamente la diversidad se ha mantenido bastante estable durante unos 10.000 años.”

Un patrón similar puede verse en Europa después de la invasión del Homo sapiens hace unos 40.000 años.

Aproximadamente en los últimos 100 años, sin embargo, «estamos viendo una reducción drástica del área de distribución geográfica, que es de mayor magnitud de lo que cabría esperar, y estamos observando la pérdida de subespecies, e incluso algunas especies. Así que podemos decir sin dudar que estamos inmersos en otro evento de extinción”.


«Me siento optimista de que, no hemos perdido todas las especies, sin embargo, debemos redoblar nuestros esfuerzos de conservación para detener la ola de extinciones y proteger las especies que se encuentran a nuestro alrededor”, añadió.

«La única diferencia en esta extinción es que hace 13.000 años los seres humanos aparecieron en la escena”, dijo Carrasco. «El fondo es, que en general, los mamíferos eran capaces de hacer frente a estos cambios en el pasado. Sólo cuando los seres humanos llegaron las especies comenzaron a verse amenazadas.”

El análisis por Barnosky, Carrasco y Russell W. Graham, profesor de geociencias en Penn State en University Park, Pensilvania, aparece on line en la revista de acceso abierto PLoS One del 13 de diciembre.

Este es un análisis combinado de dos bases de datos recopilados en los últimos 15 años por Graham y una base de datos creada por un equipo de la Universidad de California en Berkeley encabezados por Barnosky y Carrasco en los últimos años.


Las Bases de datos de Graham FAUNMAP I, que enumera todos los fósiles de mamíferos y su distribución geográfica en los Estados Unidos en un periodo comprendido entre 40.000 y 500 años atrás, y el FAUNMAP II, una recopilación de fósiles de mamíferos que datan de 40.000 a 5 millones de años.


La base de datos Berkeley es el MioMap, que incluye todas las apariciones de fósiles en los EE.UU. en un periodo comprendido entre 5 y 30 millones de años, que abarca el Mioceno y parte de los períodos del Oligoceno. Las bases de datos incluyen todos los mamíferos terrestres desde las musarañas hasta los mamuts, a excepción de los murciélagos.

Si se analizaran las bases de datos existentes para otras especies terrestres, como son los reptiles o las aves, los científicos encontrarían patrones similares, dicen los investigadores.

Si se realiza un análisis similar de las extinciones de mamíferos europeos, Barnosky dijo que a buen seguro se encontraría una situación similar de extinción a raíz de la llegada del ser humano, seguido por una etapa de estabilización que llega hasta nuestros días. Atribuye ese pulso inicial de la extinción a un efecto sinérgico de la humanidad y del calentamiento global creciente y natural que se produjo después de la Edad de Hielo.

«Ahora, aquí nos encontramos de nuevo con una etapa de cambio, una por el aumento astronómico del número de seres humanos sobre la faz de la tierra, y por otro a causa del cambio climático inusual”, dijo. «La observación de todo esto, nos lleva a decir que los patrones que llevaron a la extinción en masa se están repitiendo de nuevo hoy día”.

«Una de las ventajas del análisis es que proporciona una base para juzgar no sólo el pasado, sino también el futuro”, dijo Carrasco.

«Existe urgencia, es necesario que nos apresuremos” comentó Barnosky. «Tenemos que demostrar que ya hemos perdido del 15 al 42 por ciento de la diversidad de mamíferos, la pregunta es: ¿Realmente queremos perder más?.” «La respuesta a eso es bastante obvia”.

El trabajo fue apoyado por los programas de la Fundación Nacional de Ciencias de la tierra y de la biología del medio ambiente.

Información facilitada por la Universidad de California – Berkeley

Estos científicos han analizado los datos terrestres, para completar este estudio se debería de realizar un análisis cosmológico, del espacio próximo a nosotros.


Los datos aportados por estos científicos son de gran valor y no hacen más que confirmar que algo está pasando a nuestro alrededor, ahora es labor de todos investigar y ahondar más en todos estos pormenores. ¡Qué no les engañen!. Algo está cambiando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario